PROTAGONISTAS

Nuestros protagonistas son, principalmente, jóvenes de entre 18 y 35 años que presentan una discapacidad leve-moderada, reconocida o no, que todavía no han encontrado su espacio para desarrollarse profesionalmente en la empresa normalizada. Además, son jóvenes que quieren y pueden trabajar con el apoyo necesario.

También acompañamos a otro grupo de jóvenes profesionales que ya tienen un puesto de trabajo pero necesitan apoyo para alcanzar la excelencia en su puesto.

Generalmente, los alumnos habVida tienen algún tipo de formación reglada e incluso, experiencia como trabajadores. Nosotros les ayudamos a madurar social y profesionalmente. El paso del tiempo ayuda, la formación acelera el proceso y la actitud lo consigue.

En habvida, trabajamos juntos a lo largo de todo el camino para que este nuevo talento encuentre un empleo con apoyo en el que se sientan satisfechos y con autoestima. Aportando sus talentos y creciendo como personas al mismo tiempo que aportan todo su potencial, consiguiendo resultados.

 

 

FAMILIAS

La familia es un pilar fundamental. Apoyan a sus hijos en su desarrollo y quieren impulsarles en su carrera, tanto personal como profesionalmente.

Con el fin de la etapa académica y el inicio de la vida laboral, las familias entran en un momento de incertidumbre. Aparecen muchos caminos y hay que buscar el mejor para nuestro hijo/a.

El miedo al fracaso y la falta de herramientas para afrontar la situación dificulta en gran medida el éxito de sus hijos, que necesitan tener un apoyo firme en todo momento.

En habvida, trabajamos en equipo junto a las familias. Acompañamos en todo momento y proporcionamos respuestas a las necesidades que van surgiendo. Además ofrecemos la orientación necesaria para llegar a ser ese apoyo fundamental. Acompañamos en la búsqueda del momento oportuno.

 

 

PREPARADORES LABORALES

Los preparadores laborales son la figura clave. Es un eslabón muy importante en la inserción socio-laboral de nuestros chicos, ya que se convierten en persona de referencia de los buscadores de empleo, las familias y las organizaciones.

Acompañan a las empresas que incorporan a estos nuevos talentos y proporcionan el apoyo necesario a los chicos durante su adaptación al nuevo puesto de trabajo, desde el desplazamiento, pasando por el apoyo en el desempeño de funciones, hasta la supervisión de las relaciones con los compañeros.  El preparador laboral está presente en toda la vida laboral -por detrás- con distintas intensidades.

El objetivo final es que aseguren que hay una adecuada adaptación de los chicos al puesto de trabajo y que, progresivamente, disminuya su presencia. Los preparadores acompañan buscando la oportunidad en todo el proceso.

 


ORGANIZACIONES

Las organizaciones saben que la sociedad está experimentando un cambio y que sus grupos de interés cada vez están más vinculados a empresas que promueven la inclusión social. Los miembros de las empresas quieren trabajar en organizaciones socialmente activas que conocen el mundo en el que están inmersas.

En habvida, trabajamos con empresas sensibles a la necesidad de formar parte de la sociedad, aportar socialmente y colaborar, concienciadas con este cambio. Son empresas valientes que quieren formar parte activa de la evolución que estamos viviendo en el paradigma laboral y social.

Son organizaciones que muchas veces no conocen el “Empleo con Apoyo”, pero tienen ganas de aprender y actuar.

Tras una breve formación entienden que nuestros chicos van a las empresas a aportar, a formar parte del cambio, aportando valores intangibles y siempre, consiguiendo resultados.

Además, por parte de entidades públicas existen incentivos para las empresas que contratan a nuestros chicos, como son las bonificaciones fiscales y en la seguridad social.